jueves, 31 de mayo de 2007

Entre la fe y las tradiciones.

Quien no ha escuchado algo sobre la increíble historia de San Miguel Arcángel, llamado Príncipe de la Milicia Celestial, quien según el libro del Apocalipsis, venció en batalla a Lucifer y lo expulsó del cielo. El Arcángel más poderoso, y el único venerado en tres distintas religiones de nuestro mundo, la cristiana, la judía y la islámica.

Como casi todos sabemos, el legado de tradición cristiana nos viene de la madre Patria España, muchas costumbres y mitos se expandieron por el nuevo continente y Panamá es uno de los países que más absorvió esta riqueza cultural.

Hoy en día, a pesar de las constantes trasculturaciones y de la era contemporánea, aún existen vestigios de los rasgos hispánicos de siglos pasados. En nuestro país, la región donde más se preservan estas tradiciones es en la península de Azuero, específicamente en la provincia de Los Santos, en pueblos como La Villa, Las Tablas, Santo Domingo, Guararé, San José, Tonosí y La Enea.

Entre costumbres de religiosidad y folklore pagano, como las vísperas y las fiestas patronales, se entrelazaba una cultura que poco a poco tomó matices singulares y que brillaba ante las demas regiones. Mama Yiya una de esas señoras que todavía preserva en su mente anécdotas y resguardos de antaño, indica que son tesoros de nuestros antepasados, parte de nuestra historia. Es así como cita en sus historias el rosario cantado, una forma muy autóctona y ancestral de rendirle adoración y tributo a Dios bajo la interseción de la Virgen María.

Ella señala que uno de estos rosarios cantados, dedicado al Dios Altísimo, aparece un canto dedicado al santo que en principio les hablé, San Miguel Arcángel, un rosario que era muy singular, y aunque todavía no he investigado bien (porque pienso hacerlo, jeje), me es llamativo, pues en una de sus estrofas finales suena así "Quin quiri Dio, Quin quiri Dio; Quin quiri Dio, Quin quiri Dio"; pero ok, ustedes dirán qué significa eso, y eso mismo me lo prengutaba yo, pero como preguntando se llega a Roma, le cuestioné a mi benemerita abuelita y ella me dijo que significaba Quien como Dios, Quien como Dios...

Y en otros de los resguardos religiosos de mi familia, encontré la oración de San Miguel Arcángel, que en su mayoría, no son más que gozos rimados al santo Arcángel, donde por coincidencia, por lo menos para mi; cada gozo termina con el rezo "Tú voz seguimos Miguel, diciendo Quien como Dios". Interesante no!

Ahora bien, ustedes se preguntaran por qué todas estas anécdotas demostrativas?, pues le cuento que el año pasado fui parte del rescate de una danza del Corpus Christi en Guararé, La Danza del Gran Diablo, o Diablicos Limpios Aurelio Polo.

Para los que no saben esta danza es de tipo colonial, legado de España, donde en una mezcla de baile, drama y poesía se escenifica la lucha del bien y del mal, donde da pie a la batalla entre San Miguel Arcángel y el Diablo Mayor por ganarse un alma.
Resulta que el musical que tiene esta danza es muy parecido, por no decir igual al rosario contado de otroras épocas que me narró mi abuela, donde se canta el verso de San Miguel, eso era a comienzos del siglo XIX, entre 1901y 1903, cuando se cantaba una plegaria a la Virgen para que la guerra (de los mil días), no llegara. El que conoce el musical de la danza y más aún parte del rosario cantado, se dará cuenta de lo que hablo. Y quizás muchos lo sepan, pero otros como yo, no lo sabíamos, y por eso me resulta grato y seguiré investigando.

Así damos cuenta del increíble tesoro de religiosidad y folklore que aún resgurda nuestra tierra istmeña, donde todo se entrelaza para formar lo que fue una basta, rica y sinigual cultura de la hispania americana del cual Panamá fue y es parte.

Yo creo que es importante, que tanto jóvenes y adultos, pero en especial los niños conozcan sobre el descomunal e incríble legado de una historia de siglos, una historia de tradición costumbrista y de fe, pues pienso que para muchos es importante saber qué eramos qué teníamos, qué adquirimos, y es que es sencillo cada uno tiene que saber quién fue, para saber quién es y así conocer a donde quiere ir, eso comienza por conocer nuestra cultura,nuestros valores, nuestro folklore

1 comentario:

Erick dijo...

que chevere poder leer algo autoctono, y mas aun, escrito por una persona joven como tu... gracioso y divertido. Y gracias por ensenarme algo de tus pensamientos.